blog.

blog.

Las lenguas originarias y los viajes por Argentina

12 Jul,2020

Cuando preparamos un viaje a otro país, una de las preocupaciones habituales es el idioma que se habla en el lugar de destino. Sin embargo, cuando viajamos por Argentina, esa dimensión desaparece. Y esto sucede a pesar de que en el país se hablan cerca de 15 lenguas originarias. 

El motivo tiene que ver con que como dice el lingüista Jon Landaburu inferimos que “lengua = palabras”. Juzgamos su utilidad en base a si nos sirve o no para hacernos entender. En las guías de viaje, incluso, casi siempre figuran las palabras básicas que necesitamos para sobrevivir: pedir la cuenta en un bar, decir “por favor” y “gracias”.

página lenguaje Lonely Planet Argentina

Extracto de la sección lenguaje del capítulo “supervivencia” de la Lonely Planet de Argentina

Pero la lengua, aprendí con el tiempo, es también otras cosas. Es, en principio, una llave a una cultura diferente. Como dice Santiago Durante en la serie documental Guardianes de la Lengua “conocer una lengua no se reduce a su aprendizaje como abedecedario. Conocer una lengua es conocer una cultura, una forma de ver el mundo (…) y de hablar del mundo”.

“Conocer una lengua es conocer una cultura, una forma de ver el mundo (…) y de hablar del mundo”. Santiago Durante, Los guardianes de la Lengua.

¿Qué pasaría, entonces, si incorporáramos es dimensión a nuestros futuros viajes por Argentina? ¿Cuántas puertas se nos abrirían y cuánto más enriquecedor resultaría?

Conocer para cuidar
Conocer las lenguas que se hablan en nuestro país también puede ayudarnos a entender cómo cuidarlas y preservarlas de su extinción.

La UNESCO considera que una lengua está en situación crítica cuando “los únicos hablantes son los abuelos y las personas de las viejas generaciones, pero sólo la usan parcialmente y con escasa frecuencia”. Al menos dos lenguas están en serio peligro de extinción en Argentina: el Chaná (sólo 1 hablante, Don Blas Jaime) y el Tehuelche (4 hablantes).

En algunos de los capítulos de Guardianes de la Lengua Santiago Durante les pregunta a los protagonistas por qué creen que se dejó de hablar su lengua. En la mayoría de los casos los entrevistados hacen referencia a la discriminación, la vergüenza y el ocultamiento forzado: dejar de hablarla era una forma de preservar su vida.

 

página lenguaje Lonely Planet Argentina

Fuente: Atlas UNESCO

El vínculo entre Lengua y Naturaleza

Hay un tercer motivo por el que resulta importante darle espacio a las lenguas originarias en nuestros viajes. Las culturas originarias muchas veces tienen un vínculo más estrecho y más consciente con la naturaleza, haciendo referencia a los árboles como miembros de su familia o pidiendo permiso antes de cosechar un fruto.

Incluso algunos estudios sugieren que la desaparición de las lenguas tiene a su vez un impacto negativo sobre la conservación de la biodiversidadSon las culturas originarias las que habitan el suelo hace más tiempo y transmiten a través de sus palabras el conocimiento sobre las estaciones, las migraciones de los animales y la utilidad de las plantas para la medicina o la cocina. ¿Dónde queda todo ese acervo cultural cuando se extingue una lengua?

Primer paso: darle espacio en nuestra agenda

Este artículo no propone que hagamos un curso formal de una lengua originaria (aunque no me opongo!), pero sí que estemos más atentos antes y durante el viaje. Si podemos aprender palabras que nos abran puertas, ¡aprovechemos!

En Redescubrir Argentina queda inaugurado un espacio para conocer más acerca de las lenguas originarias para que nos sirva de material para futuros viajes. Lepotec significa “respetar” en lengua chaná.